Asesores Financieros

Guía de los Asesores Financieros.

Asesores Financieros
Imagen de Jonathan Borba

¿Qué es un asesor financiero?

Un asesor financiero proporciona asesoramiento u orientación financiera a los clientes a cambio de una compensación. Los asesores financieros, o asesores, pueden proporcionar una gama de servicios; como gestión de inversiones, planificación fiscal y planificación patrimonial. Cada vez más, los asesores financieros brindan servicios desde la gestión de carteras hasta productos de seguros como un servicio integral.

Deben llevar la licencia “Serie 65” para realizar negocios con el público. No obstante una amplia variedad de licencias están disponibles para los servicios proporcionados por un asesor financiero.

Comprensión de los asesores financieros.

Asesor financiero es un término genérico sin una definición precisa del medio, y muchos tipos de profesionales financieros entran en esta categoría general. Los corredores de bolsa, los agentes de seguros, los preparadores de impuestos, los administradores de inversiones y los planificadores financieros son todos miembros de este grupo. Los planificadores inmobiliarios y los banqueros también pueden entrar en esta categoría.

De igual manera, algunos hacen una distinción importante en el sentido de que un asesor financiero en realidad brinda orientación y asesoría. Por lo tanto, un asesor financiero se puede distinguir de un corredor de bolsa de ejecución que simplemente coloca operaciones para los clientes o un contador fiscal que simplemente prepara declaraciones de impuestos sin mucha otra información.

Ejemplos de asesores financieros.

Lo que se pudiese considerar un asesor financiero en algunos casos puede ser un vendedor de productos, como un corredor de bolsa o un agente de seguros de vida. Un verdadero asesor financiero debe ser un profesional financiero bien educado, acreditado y experimentado que trabaje en nombre de sus clientes en lugar de servir los intereses de una institución financiera.

Generalmente, un asesor financiero es un practicante independiente que opera en calidad de fiduciario en el que los intereses de un cliente están antes que los suyos. Solo los Asesores de Inversiones Registrados (RIA por sus siglas en inglés), que se rigen por la Ley de Asesores de Inversiones de 1940, están sujetos a un verdadero estándar fiduciario. Hay algunos agentes y corredores que intentan ejercer esta capacidad. Sin embargo, su estructura de compensación es tal que están sujetos a los contratos de las empresas en las que trabajan.

La distinción fiduciaria.

Desde la promulgación de la Ley de Asesores de Inversiones de 1940, han existido dos tipos de relaciones entre los intermediarios financieros y sus clientes. Estas son las relaciones de “plena competencia” que caracterizan las transacciones entre los representantes registrados y los clientes en el espacio del corredor de bolsa. Existe una relación fiduciaria que requiere que los asesores registrados en la Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés) como Asesores de Inversiones Registrados ejerzan deberes de lealtad, cuidado y divulgación completa en sus interacciones con los clientes.

Mientras que el primero se basa en el principio de «caveat emptor» guiado por reglas autónomas de «idoneidad» y «razonabilidad» al recomendar un producto o estrategia de inversión, el segundo se basa en leyes federales que imponen los más altos estándares éticos. En esencia, la relación fiduciaria se basa en la necesidad de que un asesor financiero actúe en nombre de un cliente de la misma forma en que el cliente actuaría para sí mismo si tuviera los conocimientos y las habilidades necesarios para hacerlo.

Deja un comentario