Guía completa al plan 401 (k)

La guía completa del Plan 401(k).

Guía completa al plan 401 (k)
Imagen de Esther Ann

¿Qué es el Plan 401(K)?

Un plan 401(k) es una cuenta de jubilación de contribución definida con ventajas impositivas que muchos empleadores ofrecen a sus empleados. Lleva el nombre de una sección del Código de Rentas Internas de EE.UU. Los trabajadores pueden hacer contribuciones a sus cuentas 401(k) a través de la retención automática de la nómina, y sus empleadores pueden igualar algunas o todas esas contribuciones. Las ganancias de inversión en un plan tradicional 401(k) no se gravan hasta que el empleado retire ese dinero, generalmente después de la jubilación. En un plan Roth IRA 401(k), los retiros pueden estar libres de impuestos.

Comprendiendo el Plan 401(k).

Hay dos tipos básicos de cuentas 401(k): la 401(k) tradicional y la Roth 401(k), a veces denominada «cuentas Roth designadas». Los dos son similares en muchos aspectos, pero están sujetos a impuestos de diferentes maneras. Un trabajador puede tener cualquier tipo de cuenta e inclusive, ambas.

Contribuyendo al Plan 401(k) tradicional.

Un 401(k) tradicional es lo que se conoce como un plan de contribución definida. El empleado y el empleador pueden hacer contribuciones a la cuenta, hasta los límites en dólares establecidos por el Internal Revenue Service (IRS por sus siglas en inglés). Por el contrario, las pensiones tradicionales, que no deben confundirse con las  401(k)tradicionales, se denominan planes de beneficios definidos: el empleador es responsable de proporcionar una cantidad específica de dinero al empleado al momento de su jubilación.

En las últimas décadas, los planes 401(k) se han vuelto más abundantes y las pensiones tradicionales son cada vez más raras, ya que los empleadores han transferido la responsabilidad y el riesgo de ahorrar para la jubilación a sus empleados.

Los empleados también son responsables de elegir las inversiones específicas dentro de sus cuentas 401(k) de la selección que ofrece su empleador. Esas ofertas generalmente incluyen una variedad de fondos mutuos de acciones y bonos, así como fondos de fecha objetivo que tienen una combinación de acciones y bonos apropiados en términos de riesgo para cuando esa persona espera jubilarse.

Límite de contribución.

La cantidad máxima que un empleado o empleador puede contribuir a un plan 401(k) se ajusta periódicamente para tener en cuenta la inflación. A partir de 2020, los límites básicos de las contribuciones de los empleados son de $ 19,500 dólares al año para trabajadores menores de 50 años y $ 26,000 dólares para los mayores de 50 años (incluida la contribución de recuperación de $ 6,500).

Igualación del empleador.

Los empleadores que igualan las contribuciones de sus empleados utilizan diferentes fórmulas para calcular dicha igualación. Un ejemplo común podría ser 50 centavos o $1 dólar por cada dólar que el empleado aporte hasta un cierto porcentaje del salario. Los asesores financieros a menudo recomiendan que los empleados traten de contribuir al menos con suficiente dinero a sus planes 401(k) para obtener la igualación completa del empleador.

Contribuyendo al Plan 401(k) tradicional y Roth 401(k).

Si lo desean, y si su empleador ofrece ambas opciones, los empleados pueden dividir sus contribuciones, poniendo dinero en un 401(k) tradicional o en un Roth 401(k). Sin embargo, su contribución total a los dos tipos de cuentas no puede exceder el límite para una cuenta (como $ 19,500 para el 2020).

Retirando de un 401(k) tradicional.

Plan 401(k)
Imagen de Scott Graham

Los participantes deben recordar que una vez que su dinero está en un 401(k), puede ser difícil retirarlo sin penalización.

Los impuestos sobre las ganancias en una cuenta 401(k) están diferidos en el caso de los 401(k) tradicionales y libres de impuestos en el caso de Roth. Cuando el propietario de un 401(k) tradicional realiza retiros, ese dinero (que nunca ha sido gravado) se gravará como ingreso ordinario. Los propietarios de cuentas Roth (que ya han pagado impuestos sobre la renta por el dinero que contribuyeron al plan) no deberán pagar impuestos sobre sus retiros, siempre que cumplan ciertos requisitos.

Tanto los propietarios tradicionales como los Roth 401(k) deben tener al menos 59.5 años de edad, o cumplir con otros criterios establecidos por el IRS, como ser discapacitados, al comenzar a hacer retiros. De lo contrario, se enfrentarán a un impuesto adicional de penalización de distribución anticipada del 10% además de cualquier otro impuesto que deban.

Cambios especiales para el 2020.

El proyecto de ley de estímulo de emergencia de coronavirus de $ 2 billones que se promulgó el 27 de marzo, permite a los afectados por la pandemia de coronavirus disponer de hasta $ 100,000 sin la penalización de distribución temprana del 10% que los menores de 59.5 años normalmente deben. Los titulares de cuentas también tienen tres años para pagar el impuesto adeudado por los retiros, en lugar de pagarlo en el año en curso.

Distribuciones mínimas requeridas.

Ambos tipos de cuentas también están sujetos a las distribuciones mínimas requeridas (RMD por sus siglas en inglés). Después de los 72 años, los titulares de cuentas deben retirar al menos un porcentaje específico de sus planes 401(k), utilizando tablas del IRS basadas en su esperanza de vida en ese momento (antes de 2020, la edad RMD había sido 70 años y medio).

401(k) tradicional vs. Roth 401(k).

Cuando los planes 401(k) estuvieron disponibles por primera vez en 1978, las empresas y sus empleados tenían solo una opción: el 401(k) tradicional. Luego, en 2006, llegó Roth 401(k). Los Roth llevan el nombre del ex senador estadounidense William Roth, el principal patrocinador de la legislación de 1997 que hizo posible el Roth IRA.

Los empleados que esperan estar en una categoría impositiva marginal más baja después de jubilarse pueden optar por un 401(k) tradicional y aprovechar la exención impositiva inmediata. Por otro lado, los empleados que esperan estar en un rango más alto podrían optar por el Roth para poder evitar impuestos más adelante.

Consideraciones especiales.

Cuando deja su trabajo.

Cuando un empleado deja una empresa donde tiene un plan 401(k), generalmente tiene cuatro opciones:

  1. Retire su dinero. Esta suele ser una mala idea a menos que el empleado necesite absolutamente el efectivo para un propósito urgente. El dinero no solo estará sujeto a impuestos en el año en que se retira, sino que el empleado también puede recibir el impuesto adicional de distribución anticipada del 10% a menos que tenga más de 59.5 años, esté discapacitado o cumpla con los otros criterios del IRS para una excepción a la regla.
  2. Muévalo a un IRA. Al trasladar el dinero a una IRA en una empresa de corretaje o una compañía de fondos mutuos, el empleado puede evitar impuestos inmediatos y mantener el estado de ventaja fiscal de su cuenta. Además, es probable que el empleado tenga una gama más amplia de opciones de inversión en una IRA que con el plan de su empleador
  3. Déjelo con el empleador anterior. En muchos casos, los empleadores permitirán que un empleado saliente mantenga indefinidamente una cuenta 401(k) en su antiguo plan, aunque el empleado no puede hacer más contribuciones al mismo. Esto generalmente se aplica a cuentas con un valor de al menos $ 5,000 dólares.
  4. Muévalo con su nuevo empleador. Algunas compañías permiten a los nuevos empleados trasladar un antiguo 401(k) a su propio plan. Al igual que con una reinversión de IRA, esto puede mantener el estado de impuestos diferidos de la cuenta y evitar impuestos inmediatos. Podría ser un movimiento prudente si el empleado no se siente cómodo tomando las decisiones de inversión involucradas en la administración de una IRA de reinversión y prefiere dejar parte de ese trabajo al administrador del nuevo plan.

Deja un comentario